Tener un bebe trasplantada de riñon

al estar trasplantados en ocasiones renunciamos a bastantes cosas, y nos invaden miles de dudas, miedos y temores.

aquí te quiero contar algunos de ellos y el porque, no de vemos renunciar a lo que queramos.

,A medida que la sociedad avanza, también lo hacen un montón de enfermedades por desgracia; por ejemplo, las personas que tienen una enfermedad renal y necesitan un trasplante se han triplicado desde (1968).

Y por desgracia cada vez más jóvenes padecen enfermedades renales, lo bueno es que cada día nos concienciamos más y el año pasado se batió récord en trasplante renal y pulmonar, superando los 5.ooo trasplantes, muchos de ellos a personas jóvenes con toda la vida por delante.

Gracias a mi trasplante renal pude ganar calidad de vida, y llevar una vida prácticamente normal y eso implica el hecho de querer tener un hijo, pero la verdad siempre se piensan un montón de cosas y a veces se tiene miedo a lo que pueda pasar, me imagino que no solo a mí me habrá pasado; quiero contarte los miedos o temores que pasaron por mi mente y como les hice frente.

Mis Miedos

 – no poder quedarte embaraza: la verdad que al principio lo pase mal con esto, ya que tarde un poco en que darme, cada mes que pasaba y me bajaba la regla era horrible como si me quitaran lo que más quería, me puse un poco dramática y triste al principio.

Me ponía a recordar, que cuando empezamos mi marido y yo a ver si éramos compatibles para que me donara el riñón, tuvimos que hacer un montón de papeles, ir al psicólogo etc… Y en una de esas visitas una psicóloga, que me imagino que estaba probando el grado de compromiso de mi marido, le dijo «estas seguro de donarla el riñón, por que no vas a poder tener hijos con ella», y esa frase en ese momento nos hizo polvo, pero menos mal que seguimos adelante; aunque cada mes resonaba en mi cabeza.

como lo supere: a mí lo que mejor me funciono, fue hacer ejerció, cuando venía de trabajar comía y me ponía a hacer un poco de pilates en casa y unas tres o cuatro veces en semana mi marido y yo salíamos a correr.

así que no tenía tiempo para tener miedo y también compre vitaminas a mi marido y a mí para agilizar un poco el tema (natalven) pero no me funcionaron mucho la verdad, así que el último mes antes de quedarme embarazada probamos con (la maca) y con test de ovulación, esto nos funcionó muy bien al mes siguiente cuando me hice la prueba de embarazo fue lo mejor del mundo y aprendí que nunca hay que desistir de lo que se quiere.

–  que todo salga bien: una vez conseguido el embarazo, mi mayor miedo era perder a mi pequeña, todos sabemos que las primeras semanas de embarazo, se tiene un mayor riesgo de aborto, pero en el caso de una trasplantada el riesgo es un poco mayor; la verdad al principio me daba miedo hacer cualquier cosa en casa o en el trabajo como (subir escaleras, andar mucho, coger peso) y a las 7 semanas tuve un pequeño sangrado, que no fue nada serio menos mal.

como lo supere: lo mejor es cuidarte, pero sin exagerar estas embaraza no enferma, si necesitas hacer algo que conlleve un esfuerzo físico es mejor que pidas ayuda, en mi caso nos mudamos de casa cuando estaba de cuatro meses de embarazo, pero intente hacer lo menos posible pedimos ayuda a todo la familia, no importa que tengas que movilizar a todo el mundo pero lo más importante eres tú y él bebe en eses momento.  

a que la medicación haga daño al bebe: siempre nos han dicho que tomar cualquier tipo de medicación en el embarazo, es malo para él bebe y cuando estas trasplantada no tienes la posibilidad de dejar la medicación, por supuesto, y  esto me daba un miedo, es mas me constipe, y no quería ni tomarme un paracetamol para no exponer a mi peque a más medicina, y encima me puse a investigar y encontré que hay niños que nacen con síndrome de abstinencia cuando la mama ha tomado algún tipo de medicación durante el embarazo.

como lo supere: lo mejor es hablar con tu medico antes de quedarte embaraza y que te cambie la medicación que no sea compatible con el embarazo, a si no correréis ningún riesgo y te quedaras mucho más tranquila, hoy en día hay un monto de opciones.

a perder el riñón o que tengas rechazo: en realidad este es el mayor miedo, junto al parto, que una trasplantada puede tener a lo largo de su vida, pero embarazada mucho más, y encima buscas información y en vez de aclararte algo ha veces te alarma mucho más; en mi caso os puedo contar que no tuve ningún problema con mi riñón todo a funcionado correctamente, normalmente siempre dicen que a lo largo del último trimestre puedes perder más proteinuria, o que puedes tener más riesgo de preclamsia o diabetes gestacional.

En mi caso todo siguió con los mismos niveles  y no tuve ningún problema ni con la tensión, ni con el azúcar. El único susto que tuve durante fue una semana después del parto, cuando me hicieron los análisis de los anticuerpos salieron positivos, pero luego se negativizarón solos.

como lo supere: lo primero buscar ayuda profesional, y siempre hacer caso a cada pauta que ten den y también cuidar la alimentación, caminar que va muy bien para el embarazo y un ejercicio moderado, que no te va a poner en riesgo ni a ti ni al bebe.

El parto: Bueno, yo creo que todas las mujeres tenemos un poco de miedo a esto, pero trasplantada te da mucho más miedo, el hecho de que  no puedas dar a luz de la manera convencional y tengan que hacerte una cesaría; ese era uno de mis mayores miedos, y además prácticamente toda mi familia daban por hecho, que iban a hacerme una cesaría y eso me ponía aún más nerviosa, yo no quería porque se pueden coger infecciones más fácilmente, ademas de hemorragias  y poner en riesgo a mi riñón.

como lo supere: en realidad la mayoría de la gente, está muy equivocada  si buscas información sobre el tema, y le preguntas a tu especialista te quedara todo mas claro, normalmente siempre se intentan que sea un parto normal, ya que los riesgos son más bajos, entre un 10 y 20% de los partos con mujeres trasplantadas son cesarías; por motivos como partos prematuro, preclamsia, o algún tipo de riesgo para la mama o él bebe, pero siempre predomina el parto normal. 

Yo creo que una mujer embarazada, siempre tiene miedos pero todos se superan con ayuda.

Cada vez hay más trasplantados y pienso que esto tendría que ser algo normal y no extraordinario: siempre que vemos a una mujer trasplantada embarazada nos sorprendemos como si fuera algo, muy sorprendente creo que es hora de normalizar, y no olvidemos que gracias al trasplante, logramos tener una vida normal y recuperamos nuestra salud, y podemos tener una hermosa familia.

¿Y a ti, que miedos te rondan por la cabeza?