¿Pañales biodegradables?

Buenas hoy quiero explicaros porque elegí pañales biodegradables para mi hija, y no solo porque son buenísimos como os explique en (pañales ¿cuál es mejor?).

Cada vez somos más los que nos preocupamos por el medio ambiente, la contaminación y el reciclaje, así que como mama decidí buscar una alternativa saludable para mi peque y para nuestro planeta; recuerda que si nosotros no cuidamos el planeta hoy, estaremos fastidiando el futuro de nuestros hijos mañana.

Yo me hice una pregunta muy sencilla ¿cuánto contamina el pañal de mi hija? Como no tenía ni idea y la verdad los paquetes de pañales no dan  nada de información respecto a este tema, me puse a investigar por mi cuenta y cuando lo ley no me quedo ninguna duda de pasarme a una alternativa mejor.

Hay varias páginas de ecología que tratan este tema más en profundidad.

Lo que encontré me pareció alarmante, un pañal tarda más o menos entre 200 y 300 años en descomponerse por completo, suponen prácticamente el 4% de los residuos que fabricamos, imaginaros si tú bebe usa una media de 6 o 7 pañales diarios, hablamos de unos 3.000 o 4.000 pañales al año, a mí me  parece una barbaridad.

Y por si fuera poco no solamente me convencieron las cifras, sino también los componentes tóxicos que utilizan para hacerlos y que todo eso está en contacto con su culete. (Utilizan componentes derivados del petróleo como: poliproleno, polietileno, elásticos, adhesivos y plásticos; así también poliacrilato de sodio un polímero que tiene muchas propiedades de absorción, pero que es fatal para la contaminación de nuestros mares y océanos),

La verdad un coctel que a mí no parece nada bueno.

Sin embargo los pañales biodegradables a diferencia de los normales tardan en degradarse por completo entre 3 y 7 años, mucho menos que los anteriores y utilizan otro tipo de compuestos: como celulosa proveniente de bosques de manejo forestal responsable,  gel adsorbente compuesto por almidón de maíz, algodón y fibras naturales; también hay algunos con manzanilla, lavanda y geranio para proteger la piel; no llevan ningún perfume sintético, que suele ser lo que más produce alergias y reacciones en la delicada piel de los bebes.

La mayoría de nosotros, no nos atrevemos a comprar este tipo de pañales, porque no sabemos si realmente funcionan, o no nos lo creemos. La verdad al principio yo también era bastante escéptica a comprarlos, pero ahora nos los cambiaría por nada y no solo porque creo que con ellos estoy contribuyendo un poco a mejorar nuestro planeta; si no que también son muy beneficiosos para mi pequeña, la verdad si hubiera sabido antes de tener a mi peque, que los pañales tenían tantas cosas toxicas y nocivas para ella, yo hubiera comprado directamente este tipo de pañales o los de tela de toda la vida.

 

Son dos alternativas muy buenas, que tampoco son tan caras y benefician mucho al planeta y a la salud de los más pequeños, o al menos eso pienso yo.

A parte siempre tenemos ese miedo, de que tengan peor absorción o de que sean de peor calidad,  por el hecho de que sean más naturales y eso es un falso mito. Esta comprobadísimo que la calidad no está reñida con la ecología, incluso hay productos que son mucho mejores. Desde que ella usa este tipo de pañales no solo no ha tenido ninguna irritación (y eso que esta con la salida de los dientes) sino que también, no ha tenido ningún tipo de fuga y sobre todo por la noche un pañal la dura toda la noche hasta el día siguiente y el culito se mantiene seco tienen una absorción genial.

Mi pequeña no solo usa pañales biodegradables, sino que también usa toallitas y la verdad que desde que la hemos cambiado, no ha tenido ningún enrojecimiento en su culito; las toallitas que usamos son las BIO DE CARREFOUR cuestan un poco más pero son de algodón orgánico 100% y la verdad cunden un montón, con dos paquetes tenemos para todo el mes, a mí me merecen la pena.

No dejemos que el miedo a algo nuevo, diferente y que no sabemos bien que es, nos aleje de encontrar cosas mejores y más beneficiosas para nuestros pequeños, de la que usamos ahora.

Hay muchas marcas para elegir y cada vez se van haciendo más, ya que todo el mundo está empezando a concienciarse; estas son algunas: bambo, pingo, moltex nature, beaming baby, eco pañales gu y muchos más; si investigas un poco se encuentran un montón, y un montón de sitios donde los venden, ya se han en tiendas físicas u online, de mayor a menor precio, tú decides.

Y si no te convence esta alternativa siempre puedes optar por los pañales de tela ahora hay modelos preciosos e innovadores, de diferentes tallas.

 Son de algodón orgánico 100% y la mayoría utiliza el bambú para la absorción,  así que no tienen nada que ver con los que usaban las abuelas antes.

Yo elegí los biodegradables en vez de los de tela, porque nos gusta salir bastante y vamos a todos lados con nuestra peque, y para mí los de tela son un poco engorrosos.

Me encantaría escuchar vuestra opinión, siempre desde el respeto y entendiendo que este post no lo hecho para intentar que la gente cambie lo que usa, si no para informar, por la información es poder.

A mi estas alternativas me han conquistado ¿y a ti?       

quick, easy, convenient

Find Your Perfect Nanny Today!