Mi postparto

Quiero contaros, cada cambio en mi cuerpo y psicologico que ha suspuesto para mi tener un bebe

No es fácil al principio la nueva condición de mama y empezar con la lactancia, los desvelos, tu nuevo cuerpo etc… Muchas veces necesitamos apoyo y no por eso somos peores mamas.

Bueno yo decidí tomármelo con calma y empezar a aclimatarme a lo nuevo, aunque haces en difícil, mis prioridades han cambiado completamente, ahora ella es lo más importante y la verdad no me importa si no me da tiempo hacer nada más. Mientras que ella este bien yo también.

Mis cambios físicos

Mi cuerpo a cambiado como era de esperar, estamos acostumbrados en las películas, a ver como una mama da a luz e inmediatamente después, esta como si nada hubiera pasado, pero la realidad no es así, una vez das a luz aún hay muchas cosas que se tienen que ponerse en su sitio, y si aún tienes tripa; no pienses que va a desaparecer inmediatamente.

Yo no engorde muchísimo en el embarazo, y cuando das a luz ya te quitas bastante peso y por eso se te queda la tripa flácida, aun así cuando salimos del hospital con nuestra peque en brazos, y andando bien despacito por la episiotomía, pero seguía teniendo tripa, para que te hagas una idea más o menos (una tripa de 4 meses de embarazo) la verdad ojala pariéramos y ya se quedara todo igual, pero no es así.

Bueno y la episiotomía es otro royo, cada vez que caminas, te sientas, te levantas a y cuando estornudas, madre mía ves las estrellas y pareces un viejito caminando.

En realidad creo que no me puedo quejar mucho, ya que recupere mi peso normal en unos dos meses, yo no hice nada especial (ninguna dieta) simplemente e dado el pecho a demanda a mi bebe y he comido lo que siempre como (la dieta mediterránea) el peso lo recupero pronto pero, la línea alba se quedó con migo hasta casi los 4 meses después del parto y la flacidez, tengo mucho menos pero aún hay algo, poco a poco con un poco de ejercicio el cuerpo se va tonificando otra vez,

El cambio en mi cuerpo que aún sigue estando y que va a costar más, son mis queridas compañeras inseparables LAS ESTRIAS. A pesar de echarme crema y aceites durante el embarazo, en la última semana de gestación me salieron, y ahora las sigo tratando con cremas y aceites, algunas se notan menos pero hay siguen.

La verdad que los cambios en mi cuerpo, no han supuesto para mí una incomodidad, ya que en mi cuerpo ya había cicatrices, por el trasplante y la diálisis; y aunque ya no se a la misma y tenga marcas, estoy feliz y orgullosa de mi cuerpo, porque ha sido capaz de crear la vida de mi princesa.

Cambios psicológicos

 Esto si me ha costado un poco más al principio porque, pasar de ser solo dos, a tres y que esa pequeña personita condicione tu forma de pensar, de ser e incluso de vestir (si decides dar el pecho, como es mi  caso) a veces se te hace complicado y más si eres primeriza como yo, que no sabes si estás haciendo bien o mal,

Y encima si hay gente de tu entorno que cuestiona cada cosa que haces, solo porque no lo haces igual que ellos, hay veces que te dan ganas de mandar a todo el mundo a paseo; Te aconsejo que no hagas caso, a todo lo que te digan porque o si no terminas medio loca,

Yo creo que aunque seas primeriza, sabes bien que es lo mejor para tu bebe, el instinto nos guía y siempre puedes pedir consejo y ayuda, eso no te convierte en peor madre.

Personalmente al principio se te hace difícil, por ejemplo mi bebe siempre que la cambiaba el pañal cuando nació lloraba y sin embargo se lo cambiaba mi marido y no lloraba y eso me ponía mal, hasta que un día dejo de hacerlo o por ejemplo cuando la bañaba, cuando era recién nacida, siempre que la sacábamos y la íbamos a secar, echar crema y poner el pijama, se ponía a llorar desesperadamente y para mí era lo peor, yo lo único que hacía era llamar a mi marido y el me veía la cara de agobio y al final la cambia el; esto me hacía sentir fatal, porque no era ni siquiera capaz de vestir a mi pequeña.

Hasta que descubrimos que era porque tenía mucho hambre, así que la empecé a darla el pecho antes de bañarse y genial, incluso ahora la damos de cena antes de bañarla porque o si no se muere de hambre.

Yo creo que, el postparto, es un tiempo de aprendizaje continuo, donde tienes que aprender a amarte para amarla, a cuidarte para cuidarla y a expresarte para que te ayuden, y esto no te hace ni peor madre, ni peor mujer.

Esto te hace VALIENTE y a veces es complicado, pero merece la pena siempre la merece; no hay nada más hermoso que verla crecer, sonreír, jugar.

Tu vida se convierte en un sin fin de PRIMERAS VECES y no hay nada mejor, una vez alguien dijo puedes esperar un milagro o puedes vivir como si tu vida fuera un milagro, y con un bebe sin duda que lo es.